Strict Standards: mktime(): You should be using the time() function instead in /home/neekmx/public_html/plugins/system/vvisit_counter/vvisit_counter.php on line 32

Strict Standards: Only variables should be assigned by reference in /home/neekmx/public_html/plugins/system/vvisit_counter/helper/vvisit_counter.php on line 28

Strict Standards: Only variables should be assigned by reference in /home/neekmx/public_html/plugins/system/vvisit_counter/helper/vvisit_counter.php on line 120

Strict Standards: Only variables should be assigned by reference in /home/neekmx/public_html/plugins/system/vvisit_counter/helper/vvisit_counter.php on line 123

Strict Standards: Only variables should be assigned by reference in /home/neekmx/public_html/plugins/system/vvisit_counter/vvisit_counter.php on line 46

Strict Standards: Only variables should be assigned by reference in /home/neekmx/public_html/plugins/system/vvisit_counter/vvisit_counter.php on line 106

Deprecated: Non-static method itemsHelper::getFeedTypePrefix() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/neekmx/public_html/plugins/system/obrss/obrss.php on line 49

Warning: Illegal string offset 'mime' in /home/neekmx/public_html/libraries/joomla/document/html/renderer/head.php on line 155

Warning: Illegal string offset 'mime' in /home/neekmx/public_html/libraries/joomla/document/html/renderer/head.php on line 157

Warning: Illegal string offset 'defer' in /home/neekmx/public_html/libraries/joomla/document/html/renderer/head.php on line 159

Warning: Illegal string offset 'async' in /home/neekmx/public_html/libraries/joomla/document/html/renderer/head.php on line 163
Historias y Leyendas de Felipe Carrillo Puerto

Strict Standards: Only variables should be assigned by reference in /home/neekmx/public_html/modules/mod_news_pro_gk4/gk_classes/portal_modes/gk.portal_mode_4.php on line 147

Strict Standards: Only variables should be assigned by reference in /home/neekmx/public_html/modules/mod_news_pro_gk4/gk_classes/portal_modes/gk.portal_mode_4.php on line 75

Deprecated: Non-static method NSP_GK4_Utils::cutText() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/neekmx/public_html/modules/mod_news_pro_gk4/tmpl/layout.parts.php on line 200

Deprecated: Non-static method NSP_GK4_Utils::cutText() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/neekmx/public_html/modules/mod_news_pro_gk4/tmpl/layout.parts.php on line 200

Deprecated: Non-static method NSP_GK4_Utils::cutText() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/neekmx/public_html/modules/mod_news_pro_gk4/tmpl/layout.parts.php on line 200

Deprecated: Non-static method NSP_GK4_Utils::cutText() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/neekmx/public_html/modules/mod_news_pro_gk4/tmpl/layout.parts.php on line 200

Deprecated: Non-static method NSP_GK4_Utils::cutText() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/neekmx/public_html/modules/mod_news_pro_gk4/tmpl/layout.parts.php on line 200

Deprecated: Non-static method NSP_GK4_Utils::cutText() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/neekmx/public_html/modules/mod_news_pro_gk4/tmpl/layout.parts.php on line 200

Deprecated: Non-static method NSP_GK4_Utils::cutText() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/neekmx/public_html/modules/mod_news_pro_gk4/tmpl/layout.parts.php on line 200

Deprecated: Non-static method NSP_GK4_Utils::cutText() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/neekmx/public_html/modules/mod_news_pro_gk4/tmpl/layout.parts.php on line 200

Deprecated: Non-static method NSP_GK4_Utils::cutText() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/neekmx/public_html/modules/mod_news_pro_gk4/tmpl/layout.parts.php on line 200

Deprecated: Non-static method NSP_GK4_Utils::cutText() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/neekmx/public_html/modules/mod_news_pro_gk4/tmpl/layout.parts.php on line 200

Strict Standards: Only variables should be assigned by reference in /home/neekmx/public_html/modules/mod_news_pro_gk4/gk_classes/portal_modes/gk.portal_mode_4.php on line 115

Strict Standards: Only variables should be assigned by reference in /home/neekmx/public_html/modules/mod_news_pro_gk4/gk_classes/portal_modes/gk.portal_mode_4.php on line 116

Strict Standards: Declaration of JParameter::loadSetupFile() should be compatible with JRegistry::loadSetupFile() in /home/neekmx/public_html/libraries/joomla/html/parameter.php on line 512
Valora este artículo
(4 votos)

Fue durante la época de la colonia cuando se adopta y desarrolla la elaboración de hamacas siendo un instrumento de gran tradición y pese a su antigüedad, aún en nuestros días se sigue conservando como una autentica joya artesanal.

La historia misma nos dice que en un principio las hamacas eran elaboradas con fibras del henequén a base de técnicas tradicionales, la cual consistió en torcer varios hilos de soskíl formando con ello cuerdas suaves y finas que se entretejían.

Hoy en día este proceso prehispánico ha caído en desuso y los materiales se han sustituido por otros hilos como el algodón o nylon.

Existen variados tipos de hamacas, pero todas tienen un solo uso, además son ideales para el descanso profundo por sus delicados y finos tejidos que invitan a disfrutar en un agradable sueño.

Doña Ramona Puc, veterana en estos menesteres, nos dijo que el urdido de hamaca, es toda una tradición en su familia, actividad que vienen practicando desde hace ya varias generaciones en la que se han dedicado a la elaboración de hamacas.

Y es que estos tejidos artesanales cobran fuerza a partir de su elaboración y venta en varios estados del país, pero sobre todo con mayor demanda en la península de Yucatán, donde las hamacas se elaboraban con hilos de seda o nylon, cuando en años anteriores eran hechos de algodón o hilo de Henequén.

Al respecto, según opinión de la artesana, la fabricación de hamacas, resulta hoy en día una forma de continuar con esta noble labor, no sólo como una tradición, sino como una manera de generar empleos.

El turismo de carácter internacional siente mucho aprecio por estas prendas mismas que las adquieren a su paso por este lugar debido a su calidad reconocida y a la gran variedad, sobre todo de los colores y la elaboración en finos tejidos.

Actualmente las hamacas son elaboradas con hilos de nylon y crochet, combinados en tipos de red, forman un mosaico de exquisitos colores en las que los brazos de las hamacas forman también cambios de modelos como parte de la modernización.

Las mujeres de esta zona han participado en exposiciones nacionales de artesanías en la especialidad de urdido de hamacas.

Las artesanas de la zona maya se han mantenido en esta labor durante muchos años, son mujeres emprendedoras que ya han tenido la oportunidad de participar en varios eventos y ferias artesanales de carácter regional o nacional.

 

Valora este artículo
(3 votos)

Cuenta la leyenda sobre la desaparición de un pueblo maya que pereció con el arribo de la modernidad ya que al poco tiempo de disfrutar sus beneficios, sus habitantes comenzaron a enfermar y morir de forma misteriosa y sin motivo aparente.

Se dice que los habitantes de este pueblo abandonado entre Chunkulché y X Maben, fueron muriendo uno tras otro, invadidos talvez por una rara enfermedad.

En ese tiempo la gente de la comunidad empezó alarmarse y a sentir temor por lo que les sucedía a sus familias, ante lo cual decidieron abandonarlo todo, dejando sus pertenencias y animales.

La leyenda cuenta que estos sucesos ocurrieron hace muchos años entre Tabi, Chunkulché, y X Maben pueblos localizados en el corazón de la selva maya. “El pueblo fantasma” estaba ubicado por un antiguo camino que comunicaba a Chan Santa Cruz actualmente Felipe Carrillo Puerto.

Según los abuelos cuentan que el drama se originó a causa del enojo de los dioses que protegían ese antiguo caserío que en aquel entonces era un pueblo apacible, alegre, dinámico y prospero.

Se dice que en ese lugar existió el capitán Concepción Cituk; uno de los hombres más temidos y respetados por los jefes mayas.

En el pueblo hombres y mujeres eran muy laboriosos, entregados a sus dioses y respetuosos de sus tradiciones, las mujeres mayas con los pechos descubiertos y portando hermosos hipiles hechos en punto de cruz se arremolinaban por las tardes en el brocal del cenote para sacar agua en cuya abertura se alzaban altivos y frondosos árboles conocidos como laurel que les cobijaban de los rayos del sol, dándoles un toque de frescura y sombra.
Pero cierto día se dice que Lázaro Cárdenas del Río siendo candidato a la presidencia de la republica en una de sus visitas al entonces territorio de Quintana Roo, recibió una solicitud del pueblo donde le pedían un motor y una veleta para extraer agua del cenote, el político accedió a tal petición y le dio al pueblo el artefacto que pedían para sacar mas fácilmente el agua del poso, con la llegada del motor obligó a la gente del pueblo a despejar la zona tirando los árboles que daban sobra a “la boca” del cenote.

Las mujeres mayas celebraron felizmente el regalo, irradiaban despreocupación por el hecho de dejar a un lado la soga del poso y la cubeta, en cambio ahora tenían tanta facilidad de sacar el agua, pues solo bastaba hacer funcionar el motor y la veleta, para obtener la cantidad de agua que quisieran.

Pero de pronto, llegó lo peor, la gente empezó a enfermarse sin motivo aparente y uno a uno la gente fue muriendo sin saber la razón o causa de esa misteriosa epidemia.

La gente tuvo que recurrir a sus costumbres ancestrales, les ofrendaron rezos y ritos a sus dioses por medio de la ceremonia del “Loj Caj” (ritual maya para proteger al pueblo de todos los males) fue inútil, la sombra de la muerte se fue apoderando del pueblo.

Preocupados por el exterminio del pueblo sus habitantes disidieron remediar el mal al consultar con el “Ah Ki’in” (sacerdote del culto solar) habiendo consultado en su “Sastun” (piedra sagrada que usaban los adivinos mayas) el viejo sacerdote les dijo; “esto que le pasa al pueblo, es un castigo de los “Yumtzilo’ob” (nombre con el cual se conoce a los espíritus protectores de la naturaleza) por haber profanado las aguas limpias del cenote y haber derribado los frondosos árboles como los custodios del pozo sagrado y, enseguida dijo; -la gente seguirá muriendo hasta en tanto los árboles de nuevo crezcan y le den sombra nuevamente al cenote, les aconsejo que lo mejor, es salir del pueblo lo mas pronto posible ya que este lugar ha quedado maldicionado por enojo de los dioses el monte-

Cuando la gente del pueblo escuchó esto, comenzaron a llorar de tristeza y sintieron morirse de un profundo dolor, la modernidad, no era nada bueno para ellos y, esa era la causa en que habían perdido a sus seres queridos por lo que de inmediato tomaron una sabia decisión de irse, alejándose de inmediato del pueblo, dejando abandonadas sus casas, animales y sus tierras.

La leyenda cuenta que dentro de la selva donde sucedieron estos hechos, en las noches de luna llena se escuchan a veces, risas y llantos, el ruido del carrillo y sonidos de cubetas, como si alguien estuviera jalando la soga del agua en el cenote o los chirridos de una veleta.

Las familias se alejaron definitivamente de este pueblo fantasma, se dice que se disgregaron tomando varios caminos, unos se fueron a vivir hacia el norte, otros al sur donde fundaron nuevos centros de población como, Señor, San José I, Tusik, y Yaxley, se asentaron familias de apellidos Cituk, May, Caro, Beh, May Tun, Pat Balam y Ek.

Valora este artículo
(3 votos)

Los campamentos chicleros son pequeños espacios ubicados estratégicamente al interior de la selva de Quintana Roo, en donde comúnmente se cuaja el extracto de la preciada resina del chicozapote, para su posterior comercialización.

Los abuelos cuentan que la vida en los campamentos chicleros no es nada fácil de llevar, ya que, desde su ingreso en la selva, los hombres están expuestos a los innumerables peligros del monte. Al inicio de la temporada para la extracción de la preciada resina los chicleros se enfrentaban a los riesgos de la selva (piquetes de víboras o accidentes).

El ambiente laboral en los campamentos chicleros era deporsí hostil, tétrico e inhóspito. Los hombres rudos descansaban en los campamentos chicleros luego de agotadoras jornadas de donde extraían el látex, al día siguiente estar listos de nuevo para emprender otra dura y agotadora jornada.

El rechinamiento de las ramas, combinados con el ruido que hacen los monos y tigres en medio de la oscuridad de la selva, hacían aún mas lúgubre la estancias de los chicleros en los campamentos que eran sus refugios preferidos en las noches al saberse solos, temían a la presencia de la X -Tabay o al Huay Chivo.

Los mayas de Quintana Roo, aportaron al mundo la goma de mascar desde hace muchos años; pero el chicle hace algunos años fue comercializado y popularizado mundialmente por fabricantes norteamericanos (Adams).

Tradicionalmente el chicle se ha obtenido de la corteza del tronco del árbol de Zapote. Se forma una serie de cortes en canales para hacer fluir la goma que se recolecta en la base de la mata con unas bolsas de lona.

Luego que se recoge la resina ésta se hierve en enormes pailas de metal solidificándolas por medio de movimientos continuos que le dan formas de marquetas. Los abuelos dicen que las marquetas de la goma deben ser puras y sin ningún tipo de contaminantes.

El chiclero se encierra en la selva durante un buen tiempo, busca los mejores árboles de Zapote, los más apropiados y comienza su labor con machete en mano haciendo pequeños cortes para hacer correr el látex blanco. En la base del árbol coloca una bolsa de lona con una capacidad para dos kilos, y procede a picar en forma de “V”.

Se corta toda la corteza y se avanza de abajo hacia arriba. Cuando la altura lo exige, el chiclero trepa por el tronco hasta llegar a la copa del árbol, sosteniéndose con una cuerda. Para esto se ayuda con botas con pullas o picos que son casi la única innovación en la técnica de extracción de chicle ya que anteriormente se chicleaba descalzo. Su machete tiene que estar muy afilado y los cortes requieren de mucha habilidad y precisión exacta para evitar el riesgo de cortar la propia cuerda y caer desde gran altura.

Al terminar la jornada del día, el chiclero se va al campamento en donde cocina frijoles o huevo para la comida o si acaso algún animal silvestre que hayan casado en su oportunidad para disponerse a descansar para el otro día.

Para elaborar el chicle al momento de enfriarse la resina se tienden costales enjabonados para evitar que se pegue. Posteriormente se coloca en moldes formando bloques de ocho a doce kilogramos cada uno. El chicle tarda un día en endurecer para estar listo y ser transportado, el chicle bien cocido conserva sus propiedades físicas durante unos cinco años y puede ser almacenado en cantidades considerables.

Según los expertos señalan que en la segunda década del siglo XX la producción de chicle aumentó y su valor alcanzó cifras elevadas.

El chicle era transportado desde los campamentos chicleros hasta los centros de recepción en Santa Cruz de Bravo, Payo Obispo y Cozumel en Quintana Roo y a Valladolid y Peto en Yucatán. Los historiadores comentan que la explotación del chicozapote (Yah) en maya se desarrolló en Quintana Roo desde finales del siglo XIX y alcanzó su máxima producción durante la década de los años cuarentas.

La cantidad de toneladas que hoy se exportan principalmente hacia los mercados de Japón y Corea ha descendido paulatinamente. La actividad chiclera en Quintana Roo -a pesar del drástico descenso de la producción causada por la aparición del sustituto natural y artificial- continúa siendo el principal sostén de varias familias campesinas.

Valora este artículo
(2 votos)

Refieren los sabios abuelos que las personas desconfiadas y celosas de sus milpas recurrían a los “J’meno’ob (brujos) que con amplios poderes mágicos elaboraban a los Chan Aruxes para proteger sus pertenencias.

Entre la frondosa selva maya persisten los misterios o encantamientos ocultos que casi nadie ha podido desenmarañar, estas son leyendas mágicas que emergen en los enigmáticos pueblos más antiguos de la selva maya.

El duendecillo “Chan Arux” es un personaje que nos ocupa hoy en esta antigua leyenda; El brujo del pueblo haciendo uso de su poder mágico, se dedicaba cada viernes a confeccionar con “Zujuy K’at” (barro virgen) un muñeco de no mas de 30 centímetros con las características de un pequeño duende maya.

Al séptimo viernes y una vez concluido el trabajo, en un ritual muy riesgoso denominado “Loj” (ceremonia para alejar a los malos espíritus) el J’meno’ob, invoca a los dioses y a los espíritus de los montes y cavernas para darle vida y poder al pequeñito muñeco y convertirlo en el fiel e implacable guardián de su amo.

Estos pequeños duendes elaborados finamente con barro, duermen durante el día y por la noche en las obscuras cavernas o destruidos templos entre la selva maya se despiertan, y su primer trabajo consiste en que si algún intruso se a cerca o entra en las milpa, sin el permiso del dueño, irremediablemente será atacado.

Primero será avisado con extraños silbidos y si insiste en sus pretensiones de invadir sus moradas recibirá de manera incesante algunas pedradas o puñados de tierra; aquel que sabe de esto deberá de inmediato darse la vuelta y alejarse, quien no hiciera caso de los avisos, llámese cazadores o despistados caminantes, entonces recibirán llamados de atención cada vez más fuertes a tal grado que los Aruxes, comenzarán a jalarles la camiseta y empezaran a emitir estremecedores rechiflas que resonarán en sus oídos y los perros dejaran de ladrar y habrá un silencio de ultra tumba-como aviso a todos sobre la presencia de los Aruxes que comenzarán a ahuyentar los animales silvestres estropeando la cacería.

Los abuelos dicen que sí los importunos, no se retiran del lugar, el castigo sería peor pues al día siguiente despertarían con una fuerte calentura en todo el cuerpo que lo dejaría postrados en su hamaca durante varias semanas.

Se cuenta que estos mágicos guardianes del monte elaborados con barro, viendo que las cosechas son malas para sus amos, recolectan los frutos de otras milpas para cambiarlos, de modo tal que, en las milpas donde habita un “Arux” siempre habrían las mejores cosechas.

El peligro es inminente para los viajeros al pretender quedarse a pasar la noche en los caseríos abandonados, el duende saldrá de su gruta y se encargará de hacerle la vida imposible al osado visitante perturbando sus sueños con una seguidilla de silbidos que no los dejarían dormir y, todas sus pertenencias serian revueltas y arrastradas de un lado a otro.

Pero a cambio de todo ese trabajo, su dueño tendría la obligación de realizar cada viernes un ritual; caminar en la espesura de la selva cercana a su milpa, llevando una fresca bebida de maíz, llamada “Saká” y un pequeño morral con diminutas tortillas untadas con miel de “Xunan Kab” y depositarlas al pie del frondoso árbol escogido previamente para el ritual.

En caso de apartarse a estos rituales el “Arux” reclamaría sus derechos, aplicando primero un castigo ejemplar para el amo y su familia, posteriormente vendría la muerte en quienes fueran sus dueños, es una cualidad muy peligrosa, porque ya sin sus dueños los duendes acabarían solos y vagarían sin un rumbo fijo.

Se cuenta que en un viejo caserío un grupo de maestros percibieron la presencia de -los aruxes- cuando se adentraron a la selva viniendo desde Peto Yucatán.

Llegaron a la abandonada aldea y decidieron pasar la noche ahí; “vimos la casa conservada y, después de encender una fogata para ahuyentar las alimañas y preparar la cena, tendimos las hamacas para acostarnos a dormir”. -En la media noche un fuerte escándalo nos despertó. Encendimos nuestros focos de mano y vimos con asombro tiradas todas nuestras cosas, ropa, zapatos cacerolas; uno de los guías dijo, ¡son los “Aruxo’ob!, -esta casa a pesar de estar abandonada, es donde viven los duendes por eso no nos permiten estar aquí, respondió otro-.

Seguidamente arreglaron sus cosas, esparcieron cenizas debajo de sus hamacas y a la mañana siguiente muy temprano vieron de nuevo todo en desorden y en el piso las huellas de unos piececitos como de niños de entre cuatro a cinco años. ¡Nos están avisando que estamos invadiendo sus terrenos! ¡Están cerca de nosotros así que, vámonos! dijeron muy asustados, otro sugirió! ¿Por qué no quedarnos y atraparlos? Y le contestaron ¡estas loco! Estos duendecillos son muy peligrosos y si los molestan pueden causar una desgracia a lo mejor nos cuesta hasta la vida; alguien les aconsejo prepararles mejor su bebida preferida el, “Zaka” para evitar que nada les pasara, hicieron con masa de maíz un rico atole y algunas pequeñas tortillas y tomando un pequeño “Lek” (calabazo) donde se introducen las tortillas para conservarlas calientes y le formaron un pequeño agujero en el fondo y poco a poco lo fueron llenado con ceniza, ya llegada hasta la mitad, le colocaron un trapo a manera de servilleta y fueron colocadas las tortillas y el atole en una jícara. Debajo de un frondoso árbol de cedro acomodaron las viandas y encendieron una vela y con gran solemnidad en lengua maya se invocó a los espíritus del monte; “yumtzilo’ob (espíritus protectores) Yum K’ ayo’ob (dioses que cantan) Yum Canulo’ob (apellido maya)”Yumbalamo’ob” (dioses de los tigres) “Yum Aruxo’ob” (dioses de los duendes).

A la mañana siguiente vieron rastros de las cenizas y caminaron hasta llegar en donde viven, era una enorme gruta entre árboles y bejucos donde el monte era más tupido, seguido de unos montículos de piedras labradas y pequeñas escalinatas ¡estas son ruinas! Dijeron; paso a paso descendieron y quedaron pasmados al ver en los nichos abiertos incrustados en la pared de la cueva unos muñecos de barro con la apariencia de niños mayas y, temblando de miedo los visitantes salieron corriendo hasta ver la luz del sol.

-Si entre los árboles escuchas extraños silbidos, no sigas, aguarda reverencia pues son los Aruxo’ob, son ellos quienes te envían sus primeros avisos-.

Valora este artículo
(1 Voto)

El Cinema actualmente convertido en ruinas para los locales es una verdadera lástima y para a los visitantes resulta un trago amargo que se llevan de este lugar catalogado como La Capital de la Cultura Maya.

Los historiadores hacen referencia del histórico cinema que marcó toda una época, donde prevaleció siempre una sana diversión para los apacibles habitantes de este lugar que tenían como único medio de diversión este ya vetusto espacio.

Los antiguos pobladores de este lugar recuerdan los tiempos en que las películas eran de su agrado proyectadas en blanco y negro, era tanta la popularidad que todo el mundo quería verlas después de varias vueltas a la clásica plazoleta del parque de Felipe Carrillo Puerto.

En primer término los abuelos recuerdan con tristeza el viejo Teatro que se armó en los espacios interiores de la Iglesia Santa Cruz X- Balam Naj que alojó a los mejores artistas de aquella época, donde combinaban peleas de box y la proyección de películas.

El cinema “México- España” allá por la década de los 40s cuyos propietarios eran los Prado, alojó en su interior a los jóvenes inquietos de aquel tiempo en que los padres se preocupaban demasiando en los horarios de salidas y entradas de sus hijos.

El cinema de esta ciudad fue toda una institución era para el entretenimiento de las familias avecindadas de Felipe Carrillo Puerto; ya más para acá, se construyó lo que fue el cinema “Juárez” y después por razones políticas le impusieron el nombre de Ka’a Síijil, años después funcionaron los cines; Cinelandia y el Cinema Roma.

Hoy en día el actual edificio del cinema Ka’a Síijil, no es mas que un elefante blanco que sigue causando una verdadera lastima al haberlo convertido como una bodega e inhabilitado para brindar algún tipo de espectáculos a la población, lo mantienen totalmente cerrado y, ya esta obsoleto.

La ciudad de Felipe Carrillo Puerto posee miles de habitantes cobijados ahora por la modernidad, pero sin contar con un solo cinema que sirva para las familias de distracción tal como pasa en otros puntos del estado y, es que, se dice que esta urbe ya merece un teatro o cinema para el sano esparcimiento de sus habitantes.

El cinema Ka’a Síijil actualmente es solo un edificio en ruinas, en pocas palabras se acabó su época de brilló cuando fue un afamado símbolo para los espectáculos en la ciudad, siendo que fue pasarela de políticos, artistas y grupos culturales.

El rescate del cinema puede ser un ambicioso proyecto si las autoridades se lo proponen para ir paralelo con la modernización de la ciudad que combina con la Casa de la Cultura, el Museo Maya, Iglesia Chan Canta Cruz, La Pila de los Azotes y el parque Ignacio Zaragoza.

 

Valora este artículo
(1 Voto)

El 14 de febrero de cada año es conocido como el “Día del Amor y la Amistad”. Para muchos este festejo es sinónimo de reflexión de valores y entendimientos, en tanto que para el comercio en general, no deja de ser un negocio redondo por lo estupendo de sus ventas en regalos.

Contador de Visitas

Hoy389
Ayer 547
Esta Semana2201
Este Mes8477
Total514458

IP Visitante : 54.226.227.175 Info Visitante : Unknown - Unknown Jueves, 14 Diciembre 2017 20:55

¿Quién esta en Línea?

Invitados : 108 Invitados en línea Usuarios : No hay usuarios en línea
Powered by CoalaWeb